Prospectiva Económica

Publicación con las proyecciones de las variables más importantes de la macroeconomía colombiana, tanto de corto, como de mediano plazo. Incluye un riguroso análisis de escenarios (Base, optimista y pesimista) y un análisis independiente sobre el desempeño de la política pública.

Custom menú publicaciones

Custom publicaciones periódicas

Prospectiva Económica Abril 2019

  • Actividad productiva: Continúa la recuperación a ritmo moderado.

En 2018, la economía colombiana registró una tasa de crecimiento de 2,7%, lo que representa un aumento de 1,3 pps relativo al crecimiento observado en 2017. Este resultado estuvo en línea con el crecimiento esperado en nuestra proyección de diciembre y se explicó por un mayor dinamismo de la demanda interna (consumo más inversión) que creció 3,8%, por encima del Producto Interno Bruto (PIB). El consumo total se expandió 3,9% como resultado de un buen desempeño tanto del consumo de los hogares (3,5%) como del consumo público (5,9%). Por su parte, la formación bruta de capital se recuperó fuertemente y creció 3,5%. Finalmente, las ventas externas se desaceleraron y crecieron 1,2% mientras que las importaciones totales se aceleraron y registraron un crecimiento de 8,0%.

A partir de los resultados más recientes de dinámica económica, el análisis de riesgos al crecimiento económico, y los resultados de los modelos de análisis; mantuvimos nuestros pronósticos de crecimiento frente a la edición anterior, pero con cambios en la composición sectorial. En resumen, para 2019 esperamos un crecimiento del PIB de 3,3%, para 2020 de 3,5%, y en el mediano plazo, un crecimiento cercano al 4,1%.                                  

  • Sector externo: Terminó el proceso de ajuste externo.

En 2018 el déficit de cuenta corriente fue de 3,8% del PIB, un aumento de 0,5 pps frente a lo observado en 2017 (3,3%). Este resultado está explicado principalmente por un mayor déficit comercial de bienes y servicios y mayores salidas por utilidades de las empresas extranjeras en Colombia. Teniendo en cuenta lo anterior, corregimos al alza nuestra proyección de cuenta corriente situándolo en 4,2% del PIB para 2019, superior en 0,8 pps a lo esperado en la edición anterior. En línea con este ajuste, para 2020 esperamos que el déficit se mantenga en niveles similares a los esperados para 2019, explicado principalmente por el incremento en el déficit comercial, que sería parcialmente compensado por una reducción en el déficit de la cuenta de renta factorial.

  • Política fiscal: Las cuentas fiscales no están despejadas en el mediano plazo.

Posterior a la decisión del Comité Consultivo de la Regla Fiscal de ampliar el déficit fiscal permitido hasta el año 2023, aún persisten retos de política para cumplir estas metas anuales de déficit fiscal. El impacto negativo de la ley de financiamiento sobre el recaudo tributario a partir del año 2020 exigirá nuevos esfuerzos por parte del gobierno nacional para lograr mayores ingresos. Por su parte, el reciente incremento del stock de deuda pública derivaría en un mayor pago por concepto de intereses de deuda al previamente estimado.

En esta línea, estimamos que, en ausencia de medidas adicionales, el déficit fiscal podría desviarse de las metas establecidas en los próximos años. Este escenario implicaría una senda creciente en el stock de deuda pública y representa un llamado de atención para adoptar medidas necesarias que busquen resolver los problemas de rigideces en la estructura de ingresos y gastos del GNC, además de transmitir confianza y credibilidad a los agentes del mercado.

  • Política monetaria y variables financieras: Inflación controlada, pero crecen las expectativas

Desde enero de 2018 la inflación se ha ubicado dentro del rango objetivo establecido por del Banco de la República (entre 2% y 4%), dando señales de una rápida convergencia hacia el punto medio de 3%. Las presiones al alza que se han anticipaban producto del Fenómeno El Niño o el ajuste del salario mínimo no se han materializado. En este orden de ideas, esperamos que al cierre de 2019 la inflación se ubique en 3,2%, 0,4 pps por debajo de la expectativa en la edición anterior.

Dado este comportamiento en los precios, y con la dinámica reciente de la actividad productiva, el Banco de la República ha mantenido inalterada la tasa de interés de política monetaria en 4,25% desde abril de 2018. En Fedesarrollo esperamos que la tasa de intervención se mantenga inalterada en 4,25% durante 2019 y que 2020 se incremente en 25 puntos básicos.

  • Economía regional: Recuperación mixta en las regiones

En lo corrido del año las regiones han tenido una dinámica mixta en sus diferentes sectores productivos. Se destaca la recuperación generalizada de la confianza comercial y el incremento de la producción industrial y las actividades de comercio en la mayoría de las regiones. No obstante, otros sectores como el de construcción han mostrado desempeños débiles. Por su parte, en lo referente al mercado laboral hasta el mes de febrero y respecto al año anterior, se destaca el incremento del desempleo en la mayoría de las regiones, especialmente en Bogotá, y la disminución de la tasa de ocupación.

Custom block repositorio prospectiva

Para ver números anteriores de PROSPECTIVA ECONÓMICA haga click aquí

  • Si esta interesado en recibir información vía correo electrónico sobre nuestras publicaciones
  • Haga click aquí